Con su primer álbum de 1975, el valenciano Eduardo Bort dejó para la posteridad una obra de artesanía musical, un auténtico compendio de los sonidos setenteros que incluía pasajes Folk acústicos, Psicodelia, Hard-Rock… Un álbum que hizo las delicias de los amantes de las guitarras eléctricas y del Progresivo con toda la parafernalia de mellotrones, minimoogs, pianos, órganos y teclados de todo tipo.

Ahora, cuarenta años después, las cosas no difieren mucho. Para los entendidos, Eduardo Bort es uno de los más grandes iconos del rock progresivo y psicodélico, un gran talento que se adelantó a su tiempo y cuyo primer disco fue, sencillamente, asombroso. De hecho, nunca dejó de venderse y cotizarse al alza en circuitos especializados, y en todos los rincones del mundo, desde Australia a Japón. Todos los que, más pronto o más tarde, dan con ese álbum casi imposible de encontrar hasta esta reedición, quedan maravillados ante la colosal avalancha de sonidos, los espectaculares cambios de ritmo, el lirismo de las guitarras acústicas, los paisajes, la contundencia de las eléctricas y sus riffs demoledores. Rock, folk, psicodelia… un disco sencillamente abrumador.

Ahora tienes en tus manos la reedición de Eduardo Bort, con doble entrega: por un lado, el disco original, tal y como se publicó en el 75. Y por otro lado se ha realizado el transfer de cintas analógicas (16 pistas) a digital, hecho por Jesús Gómez en el estudio Doubletronics de Madrid durante los días 11, 12, 19 y 27 de noviembre del 2013, y se ha mezclado y masterizado en los estudios Red Led de Madrid del 7 al 11 de enero y el 12 de febrero del 2014, con la asistencia del Ingeniero en mezclas y masterización, Manolo Camacho. Eduardo Bort ha estado dirigiendo todo el proceso de nuevas remezclas, que, esta vez sí, recuperan las dos piezas descartadas en 1975, Hacia las estrellas y En las Fuentes del Yann. Cuarenta años después se cierra y se completa la obra, arrastrando tras de sí un aura de disco mitológico, el Santo Grial de los más exigentes coleccionistas, por el que se han llegado a pagar verdaderas fortunas, pero que ahora vuelve al alcance de todos para disfrutar de una de las obras más sorprendentes, innovadoras e imaginativas de la historia del rock español: el primer álbum de Eduardo Bort.

Arturo Blay

Share